Alux Nahual

Álbum La Trampa

Artículo escrito por Ricardo Gándara

Tomado de la página Hermanos de Sentimiento - Fans Club Oficial de Alux Nahual


FRAGMENTO de 1 minuto

En el marco del día del rock, me permito compartir la reseña del sexto disco de Alux Nahual.

La Trampa, 1989

Después de diez años de carrera artística, Alux Nahual ya tenía una productiva trayectoria con grandes éxitos en las radios y en el público centroamericano. El género de rock en español ya era aceptado y admirado en varios países de Latinoamérica, tanto por nuestro grupo, como por el auge de bandas de América del Sur y España que simultáneamente habían adoptado este estilo.

En Centroamérica es Alux quien lleva la batuta desde hace 37 años, tiempo en el que ha influenciado a innumerables bandas del continente. En la década de 1980 lograron su consolidación con el disco Alto al Fuego, del que Julio nos compartió su reseña.

En esta década lograron hechos inimaginables para otras épocas. Fueron invitados por las altas autoridades de los países centroamericanos a ser los voceros de la paz, le ganaron protagonismo a agrupaciones extranjeras que se presentaban en Guatemala, influenciaron a nuevas agrupaciones nacionales, hicieron conciertos exitosos en Centroamérica y viajaron a México para presentar su música. Respecto a este último dato, en ese país en vez de conocer más de este grupo centroamericano decidieron invertir en agrupaciones mexicanas que supuestamente eran “rock”, pero no ofrecieron los matices ni la calidad artística de nuestro querido Alux. No me refiero a todas y me reservo nombres para evitar polémica.

Luego de alcanzar un punto alto en popularidad, iniciaron la grabación de su sexto disco. La evolución del grupo les llevó a sacar esta producción con un sonido más alternativo, un estilo depurado y más énfasis en el mercadeo por parte de Dideca. Cabe destacar que para este disco ya no participó Jack Schuster. En esos años la agrupación estaba conformada por Alvaro, Ranferi Ranferi, Plubio, Paulo, Oscar y Lenin. Aquí nuevamente cuentan con el apoyo del ingeniero de sonido Jorge Estrada. Esta producción se lanzó en formato vinil y casete, aprovechando el auge que este formato había tenido en la década.

La Trampa cuenta con 8 temas

El disco abre con “Perros de la ciudad”, con un estilo muy marcado en rock alternativo. La canción fue escrita por Álvaro y la música es de Óscar. Habla de la madurez de una persona, posiblemente haciendo referencia a ellos mismos como grupo luego de diez años de éxitos y vivencias. Se destaca la guitarra y el sintetizador.

La siguiente pieza es “De la noche a la mañana”, un tema de desamor que abre con una flauta para dar paso al piano. Este instrumento acompaña a la voz un tanto melancólica, la cual se pregunta cómo un amor grande ya no existe más, pero se resigna a que así sea. La pieza toma potencia al final y termina con una explosión de batería y guitarra eléctrica. Está escrita por Paulo Alvarado y fue uno de los dos éxitos radiales. Aún recuerdo que en esa época salieron en la radio anuncios de Dideca promocionando el disco, donde se cantaba “cómo puede alguien, tan especial cambiar de la noche a la mañana…”. También se promocionó para los “Navidiscos”.

La tercera pieza es “No somos niños ya”, escrita por Álvaro. Esta es una melodía de rock sinfónico. La interpretación musical cuenta con instrumentos que han sido tradicionales en el grupo como la flauta y el chelo, los que se funden en perfecta armonía. El arreglo de Lenín en batería me parece que es excelente y le da mucha fuerza y personalidad. Es uno de mis temas favoritos y les confieso que es el responsable que haya tomado gusto por Alux Nahual. La canción está escrita en el contexto de la Guerra Fría, la guerra de las Malvinas, el bloqueo a Cuba y el impase que se vivió en Latinoamérica producto de las tensiones entre las naciones divergentes del Atlántico Norte. La letra presenta metáforas bien logradas, como cuando se dice que “en la punta del viento, viene el dragón; como un estruendo suena su voz; quema petróleo su corazón, es de soviética fabricación…”. Habla de un avión ruso volando a toda potencia, y más adelante indica que va pilotado por un cubano. Esta fue una de las tres canciones que presenté en el programa Historia de las canciones de Emisoras Unidas hace un par de años, ya que su contexto está vigente aún 27 años después que fue publicada. Podría escribir más de este tema, pero voy a pasar al siguiente.

El lado A del disco (o casete) cierra con “Eres la única”. Es un tema romántico en género de power-ballad, escrito por Plubio e interpretado por él mismo. Es bastante intenso en música, con una letra muy poderosa. En la canción se muestra nuevamente el gran arreglo en coros que tiene el grupo, con una excelente musicalización. Me parece que pudo haberse convertido en un éxito radial. Esta pieza creo que también fue promocionada en los “Navidiscos”. El lado B comienza con La Trampa, tema que da título al disco. Escrita y cantada por Ranferí ofrece a los jóvenes un mensaje de prevención a las drogas, y de alguna manera también responde a las críticas de quienes acusaban a los aluxes se ser consumidores de sustancias. Es un tema bien logrado, con mucha potencia y gran interpretación musical. Destaca la flauta de Óscar y la guitarra eléctrica, cada uno de estos instrumentos con un solo. De esta canción se hizo un videoclip que pasaban constantemente en Musicales de 13 y Musicalmente Latino.

Continúa el tema "En el tiempo", escrito e interpretado por Ranferí. Esta balada romántica es bastante intensa, con muy buenos y armónicos coros. En este tema hay un solo de saxofón acompañado del coro principal, la cual una de las armonías musicales que más me gusta de Alux. El arreglo en bajo me parece muy bien logrado.

La penúltima canción es de Álvaro y se titula “Traficantes de Religión”, relacionada a la incursión de varias iglesias de distintas denominaciones que estaban más interesadas en el dinero que en la fe. De esta composición musical identifico matices de jazz y rock, donde destaca el sintetizador. Me gusta la interpretación de Álvaro, buen arreglo de voces.

La producción cierra con “No te llames padre”, canción que habla de la historia de una pareja que después de una noche de placer la chica queda embarazada. El problema es que tan solo tiene 16 años. El padre adolescente no muestra mucho interés ni voluntad para criar al niño. La composición musical es en género pop, pero muy al estilo de Alux. Es de Óscar y cantada por Álvaro.

Sobre la carátula. Los aluxes quisieron experimentar y crearon una portada donde no había “adelante” ni “atrás”. Si se mira de una cara, se puede apreciar la foto de tres integrantes, y si se da vuelta sobre la horizontal, el sentido de la foto permanece. Para este efecto se tomó por un lado una foto con Óscar, Paulo y Álvaro y en ese mismo sentido, de Lenín, Ranferí y Plubio de tal manera que pareciera que la portada tiene la misma orientación como si fuera un espejo. A mí en lo particular me gustó el concepto, aunque pienso que le hizo falta calidad a las fotos. Si son observadores, se darán cuenta que Paulo tiene un arete.

A mi criterio personal, este es un disco bien logrado, pero un tanto incomprendido. Reitero que es el responsable que haya descubierto y tomado gusto por la música de Alux Nahual. Hay piezas con gran calidad interpretativa y arreglos bien realizados, lo cual demuestra la madurez alcanzada por el grupo. La temática de las canciones incursiona en tópicos más sociales con la difusión de mensajes dirigidos a la juventud, lo cual demuestra que la música es un medio para la educación y la orientación.

        La Trampa
        1989

    1. Perros de la Ciudad (Alvaro Aguilar/Oscar Conde)
    2. De la Noche a la Mañana (Paulo Alvarado)
    3. No Somos Niños Ya (Alvaro Aguilar)
    4. Eres la Única (Plubio Aguilar)
    5. La Trampa (Ranferí Aguilar)
    6. En el Tiempo (Ranferí Aguilar)
    7. Traficantes de Religión (Alvaro Aguilar)
    8. No te llames Padre (Oscar Conde)





Buscar